Conoce los problemas comunes que presentan las puertas basculantes automáticas

Las puertas basculantes representan una excelente opción como puerta para su garaje, en especial porque brinda la oportunidad de instalar un sistema automatizado, en el cual con el uso de un control o mando a distancia, podrá abrir y cerrar su puerta sin necesidad de salir de su coche.

Sin embargo, a pesar de todas las maravillas que este práctico sistema ofrece, existen algunos problemas que son comunes, los cuales se muestran a continuación:

La puerta abre y cierra presentando tirones

Estos casos se presentan después de realizar el cambio de sistema mecánico a sistema automatizado, y es que cuando el cerrajero realiza la modificación, agrega el motor encargado de realizar el proceso de abrir y cerrar la puerta, que antes se realizaba manualmente.

Este motor implica que se agrega más peso a la puerta, por lo que los contrapesos, ya no son suficientes, y la puerta ha dejado de estar balanceada o equilibrada, y el motor está realizando su trabajo con una cantidad de esfuerzo adicional, por lo que eventualmente podría dañarse.

Observe si los tirones ocurren cuando la puerta se abre, eso significa que es necesario eliminar peso de los contrapesos.

Pero si los tirones aparecen mientras la puerta se cierra, significa que debe agregar más peso a los contrapesos.

La puerta no cierra completamente

Esta situación puede presentarte por dos razones:

  • La carrera no está bien regulada: Es posible que la carrera del motor se haya desplazado un poco al final, ya que debido a las vibraciones se pueden aflojar un poco los tornillos. Sólo necesita ser devuelto a su posición correcta y ajustarlo.
  • La puerta presenta alguna dureza: Recuerde que la puerta basculante es una puerta de exteriores, por lo que está enfrentando cada día las inclemencias del clima, además de su uso diario, por lo que es normal que se presente alguna dureza o roce entre las piezas, impidiendo que el motor culmine su trabajo.

Cables deteriorados

Los cables que sujetan los contrapesos, aunque sean elaborados en acero, con su uso diario pueden deteriorarse. Lo ideal es que una vez que esto haya sido detectado, es momento de comunicarse con su cerrajero de confianza y exponer el caso.

De esta manera, él realizará la sustitución del cable, antes de que este se rompa, pudiendo ocasionar graves daños al motor, a la puerta, e incluso que ocurra un accidente en la que alguien se vea afectado.

La puerta automática se vuelve a abrir

Esta acción suele ser una respuesta del sistema de anti-aplastamiento que tienen casi todos los sistemas de puerta automática, por lo que es necesario chequear los sensores de seguridad presentes en su puerta basculante.

Otro aspecto que debe revisar es la posibilidad de que exista alguna dureza o un nuevo roce en la puerta, que impida el correcto movimiento de la puerta basculante, y al detectar ese impedimento, el mecanismo de la puerta asume que existe un objeto que no debería estar ahí, por lo que se vuelve a abrir, por medidas de seguridad.

Revise los rodillos, que la carrera no presente deformidades y que todos los giros del sistema se encuentren bien lubricados.